SoHMa | Testimonios
Somos un grupo multidisciplinario que busca fomentar tu salud emocional y psicológica si eres una persona que: * Tiene una enfermedad crónica, degenerativa o terminal. * Alguien de tu familia o cercano a ti tiene alguna enfermedad. * Trabajas en algún lugar en el que te encuentres en constante contacto con la enfermedad, por ejemplo clínicas u hospitales. Tienes alguna de las siguientes profesiones: médico, nutriólogo, psicólogo, enfermero, etc. ​* Tuviste un accidente o una pérdida importante. Tener una enfermedad es un evento que puede llegar a la vida de cualquier ser humano. A veces vivir dicha experiencia, puede ser difícil e incierto. A lo largo del tiempo, la psicología ha identificado herramientas que pueden apoyarte y guiarte en esta etapa de tu vida.
51119
page,page-id-51119,page-template-default,qode-core-1.0.3,ajax_fade,page_not_loaded,,brick-ver-1.4, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,wpb-js-composer js-comp-ver-4.5.3,vc_responsive
 

Testimonios

DECIRLE A MI HIJA DESDE EL PRIMER MOMENTO COMO SE LLAMABA SU ENFERMEDAD Y LO QUE IBA A ENFRENTAR FUE UN GRAN ACIERTO.

personal1En mi experiencia buscar quién ayudara a mi hija emocionalmente durante su enfermedad y tratamiento siempre fue una prioridad. Sabíamos como familia que necesitábamos la ayuda de una psicóloga especialista en enfermedad, sobre todo para mi hija. Alguien que la ayudara a hablar y procesar información y a expresar sus emociones, entre otras cosas. Así que al tercer día después de que se nos dio el diagnóstico contactamos a una psicóloga de SoHMa, quién es actualmente psicóloga de mi hija.

 

Siempre les hemos hablado a nuestras hijas con la verdad. Decirle a mi hija desde el primer momento como se llamaba su enfermedad y lo que iba a enfrentar fue un gran acierto, le hablamos de los cambios físicos que iban ocurrirle y los de su vida diaria. Creo que nadie puede luchar a ciegas siempre hay que saber a que nos enfrentamos para poder resolver, enfrentar y salir adelante. La ayuda profesional que le ha brindado la psicóloga ha hecho toda la diferencia en la vida de mi hija. Ha sido difícil, sí, pero con el apoyo y guía de psicología, mi hija se adapto de nuevo, muy rápido a su escuela, manejó con gran valentía la perdida del pelo y los cambios físicos; así como también el estar constantemente en el hospital.

 

Uno de mis mayores miedos era que mi hija se sintiera culpable, que pensara que porque hizo algo malo se enfermo, gracias a la psicóloga nunca fue así. Mi hija apenas tiene nueve años de edad, siempre sonríe, siempre dice yo puedo y llega con una actitud muy positiva al hospital cada semana. Esto no lo hubiera podido lograr sin el apoyo y guía de la psicóloga, a quién agradezco infinito todo lo que nos ha ayudado.

 

Elisa Casir, paciente anónimo, 9 años de edad. Diagnóstico anónimo.

LOS CAMBIOS NO SON BUENOS NI MALOS, SIMPLEMENTE SON. Cada persona es diferente, pero al final, cuando nos diagnostican alguna enfermedad todos nos enfrentamos a una pérdida y, por tanto a diferentes cambios.

Es cierto que cada uno tendrá distintas reacciones ante esta situación, tales como llorar, enojarse, negarse, reírse, bloquearse; sin embargo, el tener un lugar que permita canalizar dichas reacciones es de gran ayuda. De pronto te das cuenta que los cambios no son buenos ni malos, simplemente existen. El poder asimilar lo que está pasando, así como el no cerrarse ni aferrarse a lo que ya no está, es de gran ayuda para entender que uno no es equivalente a una enfermedad; uno comienza a ver que simplemente es una característica más de uno mismo y, como tal, a veces nos ayudará y a veces será un reto más de la vida.”

 

Anónimo, paciente con Artritis Juvenil, 19 años.

LA PSICÓLOGA FUE UN PORTAVOZ, UN ENLACE ENTRE LOS MÉDICOS Y NOSOTROS. Pienso que el apoyo psicológico es parte fundamental en el proceso de cualquier enfermedad y de la vida misma, aunque en los momentos de turbulencia es cuando sentimos mayor necesidad de él.

Para una persona que padece cualquier enfermedad  es muy bueno expresar sus sentimientos y emociones respecto a lo que esta viviendo. La familia también pasa un proceso difícil, pues aprender a manejar la situación para no lastimar al paciente no es fácil. Existe un desgaste emocional en cuanto a la logística que se debe realizar para atender al paciente y al resto de la familia. También existe un desgaste físico, pero creo que en ocasiones, es mayor el emocional: la vida alrededor sigue y hay que luchar día a día con los factores externos.

 

psicooncologia-3En el caso particular de nuestra hija Fer que padecía Leucemia Mieloide, era candidata a un trasplante de medula ósea. Requirió de tratamientos previos, internamientos de manera intermitente, hasta lograr el trasplante. Se esperaba que pasara tres meses de manera continua hospitalizada, pero esto no fue así. Se requirieron cinco meses, por lo que en el caso de Fer, las actividades y juegos de apoyo psicológico que realizaba la ayudaron a distraerse, para no pensar que se encontraba en el hospital, para canalizar su tristeza, sus miedos y sus frustraciones. Pero no sólo eso, en medio de todo estaba  su alegría,  y con ello también su esperanza de sanar.

 

En mi caso, ayudó a liberar el estrés del día a día, al platicar a la psicóloga mis preocupaciones por Fer y por mi otro hijo que se encontraba en otra ciudad. Era como quitar un poco de presión para nutrirme. Fue importante, incluso ahora lo es, al recordar que sí en esos momentos no hubiera tenido con quién platicar de manera personal, cada situación hubiera sido aún más difícil. Hablar de lo que sentía me fortaleció y me ayudo mucho, ya que podía estar fuerte para trasmitirle fortaleza a Fer.

 

Siento que también la psicóloga fue un portavoz, un enlace entre los médicos y nosotros, para hacerles saber cómo nos sentíamos respecto al tratamiento recibido, a la situación emocional y al trato del personal que estaba en contacto con nosotros.

 

Si todos los pacientes y sus familias pudieran recibir apoyo psicológico, no necesariamente sanarían o resolverían, pero sería menos difícil la carga.”

 

Gloria Barroso, mamá de María Fernanda con diagnóstico de leucemia mieloide.

LA PSICOLÓGA TE AYUDA A DARTE CUENTA DEL VALOR QUE TIENES. Es bueno ir a psicología. Cuando una persona necesita apoyo psicológico porque se siente triste y solo, o cuando esa persona no se quiere adaptar a la sociedad, le cuesta trabajo hablar con las personas.

A veces la auto estima baja y uno siente que no vale nada. Cuando tomas terapia psicológica platicas con la psicóloga de lo que sientes y sacas lo malo que esta por dentro y la psicóloga te hace sentir que vales mucho como persona”

 

Paciente que tuvo un trasplante de Médula Ósea hace un año y medio, 17 años de edad. Su diagnóstico era Neutropenía cíclica, enfermedad Hematológica.

NOS HACEN VER QUE SÍ PODEMOS SALIR ADELANTE CON NUESTRA ENFERMEDAD. Yo creo que es necesario que se ayude a las personas a las que se les ha detectado una enfermedad, ya que muchas veces no sabemos como tratar con la enfermedad o con los problemas que llegan con ella.

He aquí la importancia del psicólogo, aunque es alguien externo a nuestra familia. Ellos también pueden ayudar a ver y tratar con más claridad nuestra enfermedad, también cosas que se van creando con ella o bien dificultades que ya teníamos.

Sin temor, solo hay que decir que sí al apoyo del psicólogo, ya sea que sintamos que sí podemos solos, o que no estamos pudiendo. Yo creo que de todas maneras es importante ver y asistir con ellos, ayudan, nos pueden sacar adelante y nos hacen ver que sí podemos con nuestra enfermedad. “

 

Eduardo Ortega Martínez, 18 años; tuvo un trasplante de Médula Ósea hace un año y su diagnóstico era Leucemia granulocítica crónica.

VIVIR ES TODO UN RETO. Todos tenemos una misión, tal vez si yo estuviera en este mundo para dar alguna enseñanza diría:

test1No odies, perdona, vive siempre feliz, positivo, sin preocupaciones, con tranquilidad y paciencia las cosas siempre salen mejor, olvida tus problemas, déjalos en manos de Dios, el sabrá cual es la mejor manera de resolveros y te guiará, nunca desfallezcas, si caíste levántate pronto, la vida no espera a nadie. Día a día nos acercamos a nuestra muerte, a unos les toca antes que a otros, es el destino, pero a veces pueden llegar situaciones en las que te parezca el final, en realidad no sabes si lo es, puede ser una muy dura lección en tu vida o en verdad puede ser el final, aún así vale la pena luchar. Podrás pensar ¿por qué a mí? Pero lo correcto es aceptarlo, ver tus errores y enmendarlos, ver el lado positivo y de que manera puedes aprender de ello, es lo que he tratado de hacer. Alguna vez yo pensé que jamás me habría imaginado que me pasaría esto, enfermar y llegar a tal punto, pero ¿en qué mente de un niño de menos de 14 años cabe que te pueda pasar algo así? …

 

Siempre hay cerca una luz brillante, aún en la más oscura noche búscala, aunque para llegar a ella y verla tengas que arriesgarte a quedar ciego. Cree en ti mismo, la fe puede hacerte vencer cosas que otros no han podido.

 

Trata de beneficiarte y aprender de los retos que la vida nos pone enfrente, para ser mejor persona cada día.

 

Ayuda a tu prójimo, sé solidario, recíproco, el mundo no gira a tu alrededor, piensa en los demás y en el mundo que vives.

 

No todos tienen las mismas oportunidades, rico o pobre, el cielo es para aquellos que lo elijen y lo hacen merecer, si fallas no hay problema, vuelve a intentarlo, él espera.

 

Encuentra tu misión, seguramente no parecerá muy clara pero dale una razón.

 

Esto es lo que diría si tuviera que dar una enseñanza sobre lo que he pasado en mi corta vida y en vano espero que no sea, por eso escribo esto, para que pueda ser aplicado por lo menos por mis personas mas cercanas y queridas, mi familia y amigos…”

 

Jordan Loera Salas,17 años, paciente con diagnóstico de Linfoma de Hodgkin.  

LA AYUDA DE PSICOLOGÍA FUE LA PARTE MÁS IMPORTANTE DE MI RECUPERACIÓN. Para mí la ayuda de psicología fue la parte más importante de mi recuperación ya que, en mi opinión, sino estas bien psicológicamente hablando, no puedes estar bien físicamente, es como un círculo vicioso.

test2A los 13 años me dio leucemia y yo no quería ir con una psicóloga, yo pensaba que sólo era para los “locos” y por ser tan necia caí en una depresión, y fue la parte más dura en mi enfermedad, en verdad no se lo deseo a nadie. Finalmente entendí que si estas enfermo del corazón, tienes que ir con un cardiólogo, así mismo cuando estas “mal” de la mente tienes que ir con un psicólogo. Mi vida cambió para bien porque la psicóloga me ayudó a entenderme y a quererme. Me escuchaba, me daba consejos, me ayudaba y me daba su opinión, que muchas veces era cierta, y me hacía darme cuenta de las cosas.

 

La Organización Mundial de la Salud define la palabra salud como: “La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades.” Por lo tanto para estar “sanos” tenemos que estar, no sólo física y socialmente bien, sino también psicológicamente. Por lo que es importante, que si tienes un problema de salud como yo lo tuve, no te esperes a caer en depresión, si buscas ayuda a tiempo tendrás un mejor resultado, ya que tener una actitud positiva ayuda mucho a la recuperación física”

 

¡Suerte!

 

Ingrid Jiménez Canet Shaadi, 18 años, hace 4 meses tuvo un trasplante de Médula Ósea y su diagnóstico era Leucemia Linfoblástica Aguda con viraje a Mieloide.