SoHMa | Barreras en la comunicación
Somos un grupo multidisciplinario que busca fomentar tu salud emocional y psicológica si eres una persona que: * Tiene una enfermedad crónica, degenerativa o terminal. * Alguien de tu familia o cercano a ti tiene alguna enfermedad. * Trabajas en algún lugar en el que te encuentres en constante contacto con la enfermedad, por ejemplo clínicas u hospitales. Tienes alguna de las siguientes profesiones: médico, nutriólogo, psicólogo, enfermero, etc. ​* Tuviste un accidente o una pérdida importante. Tener una enfermedad es un evento que puede llegar a la vida de cualquier ser humano. A veces vivir dicha experiencia, puede ser difícil e incierto. A lo largo del tiempo, la psicología ha identificado herramientas que pueden apoyarte y guiarte en esta etapa de tu vida.
50978
single,single-post,postid-50978,single-format-standard,qode-core-1.0.3,ajax_fade,page_not_loaded,,brick-ver-1.4, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,wpb-js-composer js-comp-ver-4.5.3,vc_responsive
comunicacion

Barreras en la comunicación

  • Pacientes o familiares con miedo y que no desean conocer la verdad de su diagnóstico.
  • Explicación de conceptos complicados y con lenguaje desconocido para el paciente y su familia.
  • Creencia de que un diagnóstico sombrío afectará negativamente a la evolución del paciente o su colaboración con el plan terapéutico.
  • Mecanismos de defensa que actúan en las personas para no sentir el dolor (negación, shock, evasión).
  • Etapa de vida del paciente o familiar.
  • Distintas personalidades del paciente, familiar y personal médico.
  • Creencias erróneas en el paciente, familiar o personal médico que obstaculizan la comunicación entre ellos mismos.

 

Miedos por parte del médico

 

  • Causar dolor.
  • Ser culpado.
  • Falla del tratamiento.
  • Aceptar “no se”.
  • Propia muerte.
  • Sentir sus propias emociones.
  • Temor a enfrentarse a reacciones emocionales o preguntas incómodas del paciente o sus familiares.

 

El estado emocional bloquea la capacidad de comprensión y retención, por lo mismo es fundamental la empatía y calidad humana con que se de la información. Esto puede definir la calidad de relación que se establezca entre el médico-paciente-familiar; así como en el nivel de angustia y ansiedad que pueda generar esta información a corto, mediano y largo plazo.

 

Sugerencias para los médicos:

 

  • Utilizar palabras sencillas y claras en la explicación.
  • Utilizar frases empáticas: “Entiendo que no es fácil lo que están pasando”, “Se que esto es nuevo para ustedes, poco a poco lo irán comprendiendo”, “Podemos volver a platicarlo”.
  • Probablemente habrá que repetir varias veces la explicación e información; la negación y el shock provocan que sea difícil procesar la información o bien que ésta se transforme.
  • Encontrar un momento con tiempo para dar informes médicos.
  • Buscar un lugar adecuado: con la mayor privacidad posible, evitar las interrupciones, de preferencia que el paciente y la familia puedan estar sentados por un largo periodo de tiempo.
  • Brindar la mayor información posible: diagnóstico, tratamiento, plan a seguir.
  • La seguridad con la que el médico transmita la información hará sentir al paciente y su familia seguros y tranquilos de que están en buenas manos.
  • En caso de ser varios médicos en el equipo, ponerse de acuerdo antes de dar informes y tratar en la medida de lo posible que un médico sea el que dé la información o bien que la información lleve la misma línea.

 

Comentarios de algunos pacientes y familiares:

 

“No me gusta preguntarle al doctor porque siento que siempre viene con prisa”

 

“Me explica con términos que no entiendo”

 

“Me sentí muy bien porque se tomo el tiempo para explicarme”

 

“Si yo no entendí lo que dijo mi hijo menos”

 

“Me da pena hablar con el doctor”