SoHMa | Para padres o tutores
Somos un grupo multidisciplinario que busca fomentar tu salud emocional y psicológica si eres una persona que: * Tiene una enfermedad crónica, degenerativa o terminal. * Alguien de tu familia o cercano a ti tiene alguna enfermedad. * Trabajas en algún lugar en el que te encuentres en constante contacto con la enfermedad, por ejemplo clínicas u hospitales. Tienes alguna de las siguientes profesiones: médico, nutriólogo, psicólogo, enfermero, etc. ​* Tuviste un accidente o una pérdida importante. Tener una enfermedad es un evento que puede llegar a la vida de cualquier ser humano. A veces vivir dicha experiencia, puede ser difícil e incierto. A lo largo del tiempo, la psicología ha identificado herramientas que pueden apoyarte y guiarte en esta etapa de tu vida.
50823
single,single-post,postid-50823,single-format-standard,qode-core-1.0.3,ajax_fade,page_not_loaded,,brick-ver-1.4, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,wpb-js-composer js-comp-ver-4.5.3,vc_responsive
Latino

Para padres o tutores

Han sido varios los estudios que ponen de manifiesto los sentimientos que surgen ante el diagnóstico de una enfermedad en un hijo(a). Habitualmente se agrupan en tres fases que pueden presentarse en diferentes momentos:

 

  1. No aceptar o incredulidad ante la nueva condición: negación, miedo, enojo, dolor, frustración, culpa y auto recriminación.
  2. Posteriormente pueden aparecer síntomas de depresión o una gran tristeza.
  3. Con el tiempo podrá aparecer la búsqueda de la mejor adaptación o aceptación.1

 

Estas fases son cíclicas, es decir, que pueden repetirse nuevamente en diferentes fases del diagnóstico o el tratamiento.

 

Todas estas emociones son normales y hay que estar al pendiente de la intensidad con la que se presentan. Algunas veces estas emociones pueden intervenir en la comprensión de la información que dan los doctores, sobre todo porque en un inicio toda la información es nueva, los términos médicos, nombres de estudios, etc., Vale la pena llevar un “diario médico” o registro para consultar la información cuando se necesite. ( Pacientes Adultos).

 

Hay quienes se sienten culpables e impotentes por no poder proteger a su hijo(a) de la enfermedad o se preguntan si tienen la habilidad y carácter para cuidar al niño(a). Si te sientes así, recuerda que no estás solo en este proceso, apóyate en el personal de salud, confía en tus habilidades y recuerda que nadie nace sabiéndolo todo. Sobre la marcha irás aprendiendo lo que se necesita y desarrollando las habilidades necesarias para superarlo. También el apoyo emocional hospitalario puede hacerte sentir acompañado.

 

Es común que se presenten conductas sobreprotectoras o sentimientos de resentimiento al pensar que tú hijo(a) está enfermo y lo otros niños no. Todos los sentimientos y pensamientos que tienes son válidos, te ayudará el encontrar espacios para expresarlos: amigos, familiares o bien apoyo emocional hospitalario .

 

Cuando un hijo(a) se encuentra enfermo, es difícil encontrar la cura para sanar o consolar el dolor, es natural que surjan una mezcla de sentimientos. Otros padres han pasado por lo mismo que tú, y por lo tanto en SoHMa sabemos que existen sugerencias y técnicas que pueden guiarte para contener, entender y transformar esta experiencia. Por lo mismo, es importante acercarte a personas que hayan vivido lo que estás viviendo, grupos de apoyo y personal experto en esta área.

 

1 García Rodríguez, F. y Suárez Ramos, A. (1997). Guía de atención a la infancia con problemas crónicos de salud. Tomo I. Sevilla: Consejería de Salud, Junta de Andalucía.