SoHMa | La alimentación en la adolescencia
Somos un grupo multidisciplinario que busca fomentar tu salud emocional y psicológica si eres una persona que: * Tiene una enfermedad crónica, degenerativa o terminal. * Alguien de tu familia o cercano a ti tiene alguna enfermedad. * Trabajas en algún lugar en el que te encuentres en constante contacto con la enfermedad, por ejemplo clínicas u hospitales. Tienes alguna de las siguientes profesiones: médico, nutriólogo, psicólogo, enfermero, etc. ​* Tuviste un accidente o una pérdida importante. Tener una enfermedad es un evento que puede llegar a la vida de cualquier ser humano. A veces vivir dicha experiencia, puede ser difícil e incierto. A lo largo del tiempo, la psicología ha identificado herramientas que pueden apoyarte y guiarte en esta etapa de tu vida.
50751
single,single-post,postid-50751,single-format-standard,qode-core-1.0.3,ajax_fade,page_not_loaded,,brick-ver-1.4, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,wpb-js-composer js-comp-ver-4.5.3,vc_responsive
alimentacionádolescentes

La alimentación en la adolescencia

Hay muchas razones por las que el cuerpo puede ganar o perder peso durante la enfermedad y tratamiento. Algunas cosas van a depender de ti, una buena alimentación puede ayudarte a desarrollar células fuertes, nuevas y sanas, puedes elegir una dieta equilibrada con suficientes nutrientes. Hay algunos otros cuidados que deberás de tener en cuenta durante esta etapa, en general te ayudarán a sentirte mejor.

 

Te sugerimos:

 

  • Tener cuidado con tú peso.
  • Si tus defensas se encuentran bajas come vegetales bien cocidos, evita las verduras frescas, los alimentos crudos y agua de la llave.
  • Toma agua y líquidos.
  • Platica con tu familia sobre menús que puedan ser ricos y nutritivos para ti.

 

La nutrición es un proceso mediante el cual el cuerpo incorpora los alimentos y los usa para crecer y mantenerse sano. Consta de tres etapas. Primero, se consumen los alimentos o la bebida. Segundo, el cuerpo los descompone en nutrientes. Tercero, los nutrientes se desplazan por el torrente sanguíneo hasta diferentes partes del cuerpo donde se usan como “gasolina” para el cuerpo y para muchas otras finalidades.

 

El comer los alimentos apropiados antes, durante y después de tratamientos médicos puede ayudarte a sentirte mejor y mantenerte fuerte.